Categorías
Editorial Reinventar el contenido

QR – 18

High Flying Bird

Steven Soderbergh – High Flying Bird (2017) –  Trailer oficial

Steven Soderbergh, fanático del iPhone: Hacer una película en film es como escribir guiones con lápiz.

Richard Trenholm – CNet – Jan. 28, 2019 8:30 a.m. PT

El director explica por qué rodó la nueva película de Netflix “High Flying Bird” con un smartphone… por mucho que le moleste a Christopher Nolan.

High Flying Bird

La nueva película de Steven Soderbergh se filmó completamente en un iPhone. Y cuando su compañero director Christopher Nolan lo desafió a volver a filmar en celuloide, Soderbergh respondió que eso sería como “escribir guiones en lápiz”.

High Flying Bird es la última película que Soderbergh ha creado usando un smartphone, después del thriller psicológico Unsane del año pasado.

La nueva película, que se estrena el 8 de febrero en Netflix, es una propuesta mucho más ambiciosa: Unsane fue rodada principalmente en un solo lugar, mientras que High Flying Bird deambula por varios sitios en Nueva York y más allá. Sigue a un agente deportivo que resuelve sacudir el baloncesto recordando a los dueños de los equipos, las cadenas de televisión y otros partidos de caza que el verdadero poder – y la alegría – del juego está en los jugadores.

High Flying Bird

Soderbergh estrenó la película el domingo en la nevada Park City, Utah. Se mostró como parte del festival de cine Slamdance, que tiene lugar junto al festival de Sundance que se celebra cada invierno en la ciudad. Durante una sesión de preguntas y respuestas antes de la película, vinieron preguntas de otros directores que han sido ayudados por Soderbergh a lo largo de los años, incluyendo a Nolan y los Russo Brothers.

Aunque no estuvieron en Slamdance, los directores de los Vengadores Anthony Russo y Joe Russo enviaron una pregunta buscando detalles sobre cómo funciona Soderbergh con un iPhone.

High Flying Bird fue filmado con un iPhone 8, lentes anamórficas Moondog de clip y un estabilizador Osmo de DJI. Fue grabado en 4K usando la aplicación Filmic. Soderbergh no manipuló mucho el video después de haberlo filmado. Por el contrario, usó plug-ins para Unsane para recrear el aspecto de una vieja película.

Pero Soderbergh no romantiza el cine o las técnicas tradicionales.

“Si hubiéramos hecho High Flying Bird de forma convencional habría tardado más y no puedo decir que sería mejor”, dijo a la audiencia de Slamdance, “y podría hacer un par de argumentos de que sería peor”.

Esto nos lleva a la pregunta presentada a las preguntas del Caballero Oscuro y el autor de Dunkerque Nolan, a quien Soderbergh ayudó a conocer  a los jugadores de Hollywood a principios de su carrera. El famoso y tradicional Nolan preguntó cuándo volvería Soderbergh del lado oscuro y volvería a rodar en celuloide, a lo que Soderbergh respondió secamente: “En el momento en que Chris empiece a escribir guiones a lápiz”.

High Flying Bird

“Desearía que la tecnología que usamos para hacer esta película hubiese existido cuando yo tenía 15 años”, dijo Soderbergh, reflejando su entusiasmo por resolver problemas rápidamente con la nueva tecnología. “En aquel entonces ahorrabas algo de dinero, alquilabas algún equipo, conseguías algo de película, rodabas la película. Tomaba un par de semanas lograrlo. Algunas de ellas se veían bien, y otras no. Prefiero ir a casa por la noche con el material del día y ver si funcionó. Si no, llamo a mis productores y les digo: “Bien, necesito a esta persona y a esta otra en el set mañana para poder rehacerla”.

La parte favorita de Soderbergh sobre el uso del iPhone es lo rápido que puede tomar y ejecutar decisiones creativas con una cámara tan pequeña.

“Es un lujo poder llevar una cámara y pegarla con velcro a una pared”, dijo. “Si quieres la lente en la pared, no tienes que hacer un agujero en la pared y poner la cámara detrás de ella. Es una gran herramienta”.

De hecho, High Flying Bird es una película vital e inmediata, con tracking shots y primeros planos íntimos que dan dinamismo a una historia que es en gran parte gente discutiendo en oficinas. Un reparto de estrellas y un montaje elegante hacen que parezca una película “adecuada”. Aparte de la iluminación no refinada, puede que ni siquiera te des cuenta de que se ha rodado en un smartphone.

Hay desventajas de filmar con un iPhone, como el hecho de que todo está en foco, así que no hay desenfoques artísticos de los fondos. Pero Soderbergh acepta eso, sintiendo que es un comercio justo por los beneficios de una cámara mucho más pequeña – como la capacidad de filmar más fácilmente en los estrechos confines de un coche.

En algunas escenas, los extras que charlan en el fondo distraen un poco, pero uno de los puntos fuertes de mantener todo enfocado es que conecta a los personajes con el escenario. Otra película rodada en un iPhone, Tangerine, se sintió enraizada en las bulliciosas calles de Los Ángeles mientras la ciudad y sus numerosos extras se sentían como personajes de la película. High Flying Bird conjura un efecto similar mientras deambula por las calles y canchas de baloncesto y oficinas de lujo de Nueva York.

(…) La nueva tecnología es sólo un aspecto del cambiante mundo del cine. Soderbergh ve que la tecnología crea tanto nuevas oportunidades como nuevos obstáculos para los jóvenes cineastas. “Es más fácil hacer algo que parezca increíble”, dijo, “sólo que es más difícil de ver”.

De hecho, High Flying Bird es una película vital e inmediata, con movimientos de seguimiento de la bravura y primeros planos íntimos que dan dinamismo a una historia que es en gran parte gente discutiendo en oficinas. Un reparto de estrellas y un montaje elegante hacen que parezca una película “adecuada”. Aparte de la iluminación no refinada, puede que ni siquiera te des cuenta de que se ha rodado en un smartphone.

Hay desventajas de filmar con un iPhone, como el hecho de que todo está enfocado, así que no hay desenfoques artísticos de los fondos. Pero Soderbergh acepta eso, sintiendo que es un comercio justo por los beneficios de una cámara mucho más pequeña – como la capacidad de filmar más fácilmente en los estrechos confines de un coche.

En algunas escenas, los extras que charlan en el fondo distraen un poco, pero uno de los puntos fuertes de mantener todo enfocado es que conecta a los personajes con el escenario. Otra película rodada en un iPhone, Tangerine, se sintió enraizada en las bulliciosas calles de Los Ángeles mientras la ciudad y sus numerosos extras se sentían como personajes de la película. High Flying Bird conjura un efecto similar mientras deambula por las calles y canchas de baloncesto y oficinas de lujo de Nueva York.

Soderbergh es el último director de renombre que ha lanzado una nueva película en Netflix, mientras el servicio de streaming celebra la nominación al Oscar a la mejor película por Roma de Alfonso Cuarón. Netflix tiene un par de películas que se estrenan esta semana en Park City, incluyendo el sobrenatural thriller Velvet Buzzsaw con el actor Jake Gyllenhaal, la conmovedora y verdadera historia llamada The Boy Who Harnessed The Wind y el documental de Cambridge Analytica titulado The Great Hack.

La nueva tecnología es sólo un aspecto del cambiante mundo del cine. Soderbergh ve que la tecnología crea tanto nuevas oportunidades como nuevos obstáculos para los jóvenes cineastas. “Es más fácil hacer algo que parezca increíble”, dijo, “sólo que es más difícil que te vean”.

Recuperado de https://www.cnet.com/news/iphone-loving-steven-soderbergh-shooting-on-film-is-like-writing-in-pencil/

Traducido por SFR.